Avisar de contenido inadecuado

Otras cosas que debes saber de los erizos

{
}

La familia crece
Si decidimos aumentar la familia de nuestros erizos tendremos que tener en cuenta varias consideraciones. Es importante saber distinguir a los machos de las hembras en el caso de que vayamos a adquirir una pareja con el fin de que críen. El órgano de reproducción de los erizos machos es similar a un pequeño círculo oscuro en la zona del vientre mientras que las hembras tienen mamas en su abdomen y tienen el pequeño orificio cerca del ano que es la vagina.

Debido al espíritu solitario del erizo, el macho buscará a la hembra únicamente en la época de celo. Si nos decidimos a aumentar la familia, tendremos que estar pendientes ya que, durante el coito, los erizos pueden hacerse daño debido a sus púas. Una conducta propia del erizo, muy observable en los bebés, es la aplicación de su instinto hacia lo que le rodea para protegerse de él. El 'ungimiento' es la acción que lleva a cabo el erizo al acercarse a un objeto, olerlo, mordisquearlo y ensalivarlo. Después, sacude la cabeza de izquierda a derecha insistentemente con el objeto lleno de saliva entre los dientes.

Al meter a la hembra en la jaula del macho, marcaremos la fecha y les dejaremos cohabitar por un margen de una quincena, retirando luego a la hembra trascurrido este tiempo a su jaula en la que habremos dispuesto un pequeño nido con algún material natural no tóxico. En un calendario, tacharemos los 35 días posteriores desde el primer día que estuvieron juntos y otros 35 desde el día que se separaron. Teniendo en cuanta que la gestación cubre entre unos 30 y 45 días, el erizo hembra tendrá que dar a luz en las fechas marcadas. La camada del erizo es de una media de cuatro crías que estarán mamando hasta el mes y medio aproximadamente, momento en el que podrán alimentarse por sí mismos.

Es importante que no toquemos a los bebés del erizo en sus primeras semanas de vida puesto que los erizos tienden, como los hámster, al canibalismo. Un erizo es joven hasta los tres meses de vida y enseguida se adaptará a la cautividad. A partir de los seis meses, comienza su edad adulta y su longevidad media es de cinco años. Dos meses antes de alcanzar la edad adulta, son aptos para la reproducción

Si el erizo enferma
Un cambio en el estado de salud del erizo puede ser difícil de detectar debido a su carácter tímido y reservado pero, ante las urgencias veterinarias hay que actuar con rapidez. Hay que vigilar que coma todos los días, que haga sus necesidades con regularidad diaria, que no ingiera cuerpos extraños, que mantenga un ritmo de respiración normal, observar también el estado de las heces por si están sueltas, tienen sangre, etc. Cualquier cambio en su tonalidad o aspecto, especialmente en las púas o en las patitas, debe ser comentado al médico de animales exóticos.

Algunas enfermedades relativas a la piel y también la salmonelosis, pueden ser trasmitidas del erizo al hombre así que deberemos acudir a un especialista veterinario para que establezca un calendario de consultas y revisiones ya que la prevención es la mejor cura para cualquier trastorno de salud, ya sea una posible alteración digestiva o alguna dolencia más grave. Unas buenas y cuidados condiciones en su hábitat, en cuanto a limpieza, temperatura y alimentación, serán las que determinen su salud y su sano crecimiento.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.