Avisar de contenido inadecuado

Corales

{
}

Los aficionados a la acuarofilia son muy partidarios de introducir en su acuario bonitos corales. Junto a las rocas, son el elemento decorativo más usado. Además de la función ornamental que prestan, ayudan a mantener la estabilidad del pH del agua. Antes de estructurar la decoración de tu acuario tienes que tener en cuenta algunos aspectos fundamentales como el bienestar de los peces y que el interiorismo no dificulte las corrientes de agua.

El mantenimiento de los corales en el acuario marino no es una tarea fácil. Para lograr que sobrevivan y se desarrollen en todo su esplendor tienes que comprometerte a garantizar unas condiciones de equilibrio en lo que a los parámetros físico-químicos del agua respecta. Debes saber que formar una colonia coralina en el acuario es una tarea a largo plazo, pudiendo tardar hasta tres años en crecer antes de que puedas disfrutar de su máxima belleza. Por ello, la calma y la constancia han de ser tus principales herramientas.

Los arrecifes de coral son estructuras de piedra caliza que sirven para que una inmensa parte de la vida marina que hay en el mar se refugie en ellas. Aproximadamente, sirven como guarida de miles de plantas y animales, de 4.000 ejemplares de peces y de 700 especies de coral. Los primeros corales aparecieron hace 700 millones de años, desarrollándose plenamente pero extinguiéndose después. Sin embargo, hace 250 millones de años surgieron nuevas especies que preferían los mares con aguas limpias, poco profundas, iluminadas y cálidas. Estas variedades son las que conocemos en la actualidad. El verdadero animal del coral es el pólipo que unidos por millares forman las colonias de corales.

Siempre qué adquieras coral
Puesto que el coral ya está muerto, a la hora de comprarlo se recomienda comprobar que no contienen restos de otros seres vivos que habían instalado ahí su hogar. Limpiar el coral requiere un tiempo y esfuerzo considerable, por lo que se aconseja obtener los ejemplares directamente en tiendas especializadas, ya que te lo venderán listo para su instalación. Si decides obtenerlo por otra vía, tienes que tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Sumerge el coral en una solución de cloro para uso doméstico donde permanecerá durante una semana. Durante los siete días siguientes lo mantendrás en el agua. Cámbiala varias veces hasta que haya desaparecido el último vestigio de olor a cloro. Habrá que repetir esta operación de limpieza mientras que siga teniendo una superficie quebrada. Este método está bastante difundido, pero a veces cuesta eliminar el olor a cloro cuando hayas terminado de limpiarlo.

2. Hierve el coral durante una hora y luego enjuágalo a fondo con una manguera para eliminar las partículas sueltas. Después de dejarlo en remojo durante una noche, vuelve a enjuagarlo y déjalo blanquear al sol, de forma natural, durante unos días antes de usarlo.

{
}
{
}

Comentarios Corales

[...]ve a enjuagarlo y déjalo blanquear al sol, de forma natural, durante unos días antes de usarlo. Leer Corales en Animalitos[...]
un coral que estubo meses  al sol  puede contener vida
mario mario 21/12/2008 a las 19:28

Deja tu comentario Corales

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre